5.3.09

Por favor decí "torta".

Una de los conceptos que me resultaron más difíciles de entender cuando
comencé teshuba es el del esfuerzo. No sólo no lo entendía sino que me
generaba mucha resistencia.

¿Por qué todo tiene que ser con esfuerzo? ¿Por qué no puede ser fácil? ¿Qué
problema tiene el judaísmo con lo fácil? ¿Acaso no se puede disfrutar de la
vida? ¿Todo tiene que ser con culpa y sufrimiento?

La idea de que se necesita esfuerzo para adquirir algo no me cerraba para nada.
Si algo te lleva esfuerzo y se dio así y lo pudiste hacer ok, pero si algo es fácil y lo podés disfrutar y no es con esfuerzo, qué problema hay?
Lo primero que tuve que entender es que existe una diferencia entre esfuerzo y sufrimiento. Básicamente una cosa no tiene nada que ver con la otra.

El fin de semana pasado fui a Escobar a una quinta donde van familias que trabajan junto a un equipo de terapeutas y profesionales de otras áreas, en base a la ayuda mutua y al crecimiento vincular.

Quedé muy movilizada con la experiencia por muchos motivos, pero hay uno en particular que me gustaría compartir.

En un momento me acerqué a la mesa para agarrar un pedazo de torta para mi
hija Hanna y me encontré con un niño de unos cinco años (mal diagnosticado autista) que estaba esperando que alguien llegara para darle un trozo. Obviamente que se lo estoy por dar hasta que escucho a una mamá de otro chico que me dice:

- Hasta que no te diga la palabra "torta" no se lo das.

Tragué para mis adentros y recé para que este chico dijera "torta".
No sabía si iba a soportar no darle su porción. Baruj Hashem él leyó mis pensamientos (al menos eso creí yo en ese momento) se rió y me dijo: "torta". Se la di con una sonrisa de oreja a oreja y lo miré agradecida.

Ahí comprendí que todo lo que adquirimos está basado en el esfuerzo. Cada
pequeño avance de un niño sucede porque sus padres ( y la gente que participa en su educación) están comprometidos con ellos y están dispuestos a saltarse a
sí mismos:

No importa si es cómodo o no, no importa si conviene o no. Aquí lo que
importa es que este niño crezca, se comunique y logre lo mejor de sí. Y eso
es lo que me hace asumir mi rol de madre.

Y lo que yo vi fue madres (padres también pero por supuesto estuve en
contacto con las mamás) con una claridad total de su rol, con amor
absoluto por cada niño, por cada particularidad y con la sabiduría de que el compromiso por su educacion es el desafio más maravilloso que tienen cada día

Mi madre también es un ejemplo de compromiso y fortaleza. Ella perdió su
familia siendo chica, y es increíble porque tiene razones suficientes para
quejarse durante toda su vida, sin embargo lo único que hizo fue construir
hermosos palacios, esos que sostienen hijos, nietos y generaciones.

Qué tranquilidad y qué responsabilidad! De ahi venimos: Sara, Rivka, Rajel,
Lea...abuelas y madres con la fuerza de construir mundos.
Veezrat H' que podamos ser ejemplo y pilares para nuestras generaciones.

Andi Wainhaus

4 comentarios:

Maty dijo...

Gracias Andy por este artículo tan hermoso.
Seguí escribiendo.
Me hace bien.

אֲרִיאֵל dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Hernán M Pinilla G dijo...

hola escribo desde venezuela,los he venido siguiendo desde hace unas semanas y la verdad me gusta su blog y su forma de escribir,la verdad es un gusto leerlos. Shabat Shalom!!!

Ariel B. Sigaloff dijo...

El articulo esta muy bueno, sin embargo considero que falta aclarar un punto (sin desmerecer lo escrito que esta buenisimo) y es que no se trata simplemente de que el esfuerzo requerido no es siempre sufrimiento, sino que cuando decía "¿Acaso no se puede disfrutar de la
vida? ¿Todo tiene que ser con culpa y sufrimiento?" hay que saber que no, no tiene que ser así. Hay que servir a Hashem con alegría y tener alegría de las mitzvot es una mitzva en si misma. Uno tiene que apuntar a disfrutar de la vida sirviendo a D-s osea no ser preso de los deseos. "El hombre solo puedrá alcanzar la verdadera felicidad cuando alimente a su alma de la misma forma que alimenta su cuerpo". Esto implica entender el porque de las mitzvot y lo que realmente significan. Por supuesto que esto requiere ezfuerso y eso es porque tenemos un instinto maligno, de hecho, "Y amaras a Hashem tu D-s con todo tu corazon y con toda tu alma Uvejól Meodeja" Meodeja significa meod lejá, con lo maximo tuyo, con tu esfuerzo, tenes que dar lo máximo. Ademas dice vejol lebabeja (todo tu corazón) pero el lexico correcto debería ser libeja. Lebabeja con 2 bet implica con tus 2 corazones, hay que lograr amarlo con el alma divina y el alma animal. Esto es facil para el alma divina, pero hay que esforzarse en lograr que nuestro alma animal anhele tambien servir a d-s y en esto rradica nuestro esfuerzo.
Para lograr todo esto, los remito a lo que considero una obra maestra, "El Tania" libro básico de la filosofía jasidica que esta basado causalmente en el versiculo "Ki karob hadabar meod vefija ubilbabja laasoto"- "porque esta muy cercana a ti la cosa (la mitzva) en tu boca y tu corazon para hacerla -
Aqui responde este tema justamente, si todos vemos que hace falta esfuerzo, porque el pasuk -versiculo- dice que no??.
slds y perdonen la extension del comment

Hernan, que causalidad verte aca, si no me equivoco con respecto a quien sos, tuve el placer de leerte en el grupo "Yo se la verdad y apoyo 100% a israel" de facebook. slds