27.12.06

¿Creemos en el “mal de ojo”?

BS'D
Reproducimos un artículo de la página de www.jabad.org.ar escrito por Aaron Moss

Pregunta:
Recibí una cinta roja de regalo de una amiga- ella la llamó “pulsera de Kabala” y dice que trae éxito y protección y además resguarda contra el Mal de Ojo. ¿Esto es verdad?

Respuesta:
No hay ninguna duda que las cuerdas rojas han traído un éxito asombroso… a las personas que los venden a 29 dólares cada una. La pregunta es acerca de lo que las cintas hacen por todos los demás.

Aunque no lo encontré escrito en ninguna fuente Cabalística, el cordón rojo es una antigua tradición. Se toma un carretel de hilo y se rodea siete veces la tumba de Rajel- nuestra Matriarca- en Bet Lejem, Israel, y entonces se corta en pequeñas cintas. Se dice de esto que da protección del “Mal de Ojo” a quien lo lleva en su muñeca.

Leer el artículo completo


“Mal de Ojo” es el nombre dado a la energía negativa dañina que crean las personas que miran con envidia u hostilidad a otro individuo. Se supone que el cordón rojo desvía esta energía.

Ésta es una creencia ampliamente aceptada y cualquiera sea su fuente, parece bastante indemne. Pero el Talmud dice que el Mal de Ojo puede afectar sólo a quien se preocupa por él, considerando que lo deja tranquilo si la persona lo ignora. Así que esta forma es aun más eficaz (y más barata) de evitar el Mal de Ojo: es decir, olvidarse de que existe.

Si usted está preocupado de que algún poder siniestro tiene planes acerca de usted, hay otras soluciones.

La protección más poderosa contra las fuerzas del mal, es la fuerza de la bondad. Si el cordón rojo ayuda o no, no sé, pero definitivamente no es un reemplazo para la Plegaria sincera, la caridad generosa y la conducta moral.

Es ciertamente más fácil y menos exigente comprar un simple un pedazo de cordón. Pero el mundo no mejora como resultado de ello. Hay todavía energía negativa, sólo que no lo ha afectado a uno. Pero cuando aumentamos la energía positiva haciendo actos más generosos y sagrados, en lugar de desviar esas fuerzas, las estamos combatiendo y disminuyendo su poder.

Para alguien que vive una vida ética, el cordón rojo es nada más que un accesorio.

Por Aaron Moss

2 comentarios:

Yehuda Toledano dijo...

Incluso si aceptamos que esa cinta roja tiene alguna fuente fiable en el seno del judaísmo-asunto no tan evidente- hoy con toda la superstición que reina en la calle Judía, y añadiendo el hecho de la casi ignorancia total del pensamiento judío en particular, y en general, de lo que significa ser judío, yo diría que llevar esta cinta esta prohibido según la HALAJA! Si tomamos las BAMOT - un altar de piedra- en el cual los judíos sacrificaban sobre ella sus Korbanot-sacrificios- evidentemente, sacrificios a H, luego en cuanto los otros empezaron a utilizarla para sus cultos, fue prohibida Y LA TORAH la califica de abominación!
Esta cinta roja sirve hoy en día como fetiche, y otras utilidades aun peores, por lo tanto, si no esta prohibido por la ley, seguramente esta prohibida por la razón, y como dijo RABBI ISRAEL SALANTER, la primera mitsva de la Torah es: no seas tonto! Casi es peor que transgredir una prohibición- LAV!
Yehuda Toledano

.->Giselle<-. dijo...

1) Me encanta el nickname del firmante anterior, hace muy poco que leí "El último judío" y me pareció maravilloso

2) atribuirle a una pulsera, un amuleto u objeto poderes protectores o curativos, a mi entender, es idolatría ¿no les parece? Si alguien nos envidia, mal por ellos, pero tenemos que ser lo suficientemente seguros de nosotros mismos como para saber que nadie puede hacernos daño sólo con mirarnos ¡eso sería brujería!